Arte y valores para conciliar en Semana Santa

Pasar parte de las vacaciones de Semana Santa en el colegio resultó ser una experiencia muy divertida para los más de treinta escolares que participaron en el taller que se llevó a acabo en el colegio público “San José de Calasanz”, de Posada.

Las actividades propuesta por las monitoras estuvieron relacionadas con el arte y los valores. Los niños y niñas de entre 3 y 12 años disfrutaron de talleres, juegos, deportes y actividades de expresión corporal, entre otras.

“Trabajamos los valores a través del arte y partimos de artistas poco conocido por los pequeños”, comentó a LLANERADIARIO.ES. Mónica Fernández Cancio,  coordinadora del taller.

La pintora mexicana Frida Kahlo fue el punto de partida de las actividades relacionadas con la autoestima. Una de las propuestas que realizaron los niños  fue hacer un autorretrato y contar a sus compañeros cuáles era sus gustos y cómo se veían a si mismos. “Esta dinámica les costó mucho. No sabían describirse a ellos mismos por lo que les propusimos que unos compañeros describieran a otros“, explicó Fernández.

“La autoestima hay que trabajarla día a día. Los niños necesitan que los motivemos, que reconozcamos lo que hacen bien y recompensarlos por eso. Necesitan apoyo de los adultos  para saber que son capaces de hacer lo que se propongan”, agregó la responsable del taller.

Cooperación e implicación en la sociedad fueron los otros dos valores  de los que trataron . Para ello descubrieron al pintor  Emilio Pettoruti y a Keith Haring, uno de los más importantes pintores de graffiti.

Los niños hicieron un balance muy positivo de la experiencia.

Enrique Solís, de 7 años, resumió que “todo estuvo muy bien. Hicimos manualidades, dibujos y jugamos a mucha cosas diferentes”, añadió el pequeño. Tanto Sandra Moro, de 8 años, como Alicia Saviano de 7, aseguraron que “van a volver a estos talleres en otras vacaciones porque lo pasamos muy bien” .

Los mayores del grupo no sólo destacan lo divertido de la experiencia. Es el caso de Tania Viña, de 12 años, que cuenta que  hicieron “actividades que te ayudan a aprender cosas nuevas a la vez que nos divertimos”. “Viendo los resultados seguro que repetiré”, añadió la estudiante.

Por su parte, María Trigos, de 10 años, comentó que hizo muchos amigos estos días y que le apetecería volver a participar en este tipo de  talleres. Tatiana González, de 11 años, también asegura que  se inscribió al taller “porque no tenía con quién quedarme en casa y lo pasé muy bien.”

Éste es el principal motivo por el que los niños y niñas participan en el taller propuesto para esta Semana Santa. Por esta razón, ante la necesidad de las familias de conciliar la vida familiar y laboral durante las vacaciones escolares, la Concejalía de Educación del Ayuntamiento puso en marcha esta iniciativa que  llevó a cabo coincidiendo con los periodos vacacionales no festivos de los centros educativos.