El Ayuntamiento mejora la accesibilidad del colegio de Posada con una rampa en el patio

Las obras de  adecuación de la rampa del patio que da acceso a la cancha cubierta del Colegio San José de Calasanz de Posada ya están acabadas.

El nuevo acceso tiene una longitud de unos 30 metros en los que se ha construido un murete de hormigón armado de 20 metros de longitud y una altura máxima de un metro, que servirá de contención de las tierras entre las canchas deportivas descubiertas y la nueva rampa.

El Ayuntamiento de Llanera, a través de la Concejalía de Obras, realizó una serie de actuaciones complementarias como la colocación de una barandilla metálica sobre el murete y el repintado de las canchas deportivas y elementos de juegos existentes.

El proyecto supuso una inversión municipal de 17.061 euros.

Esta actuación se suma a las que el Consistorio está realizando en los distintos colegios del municipio con el objetivo de mejorar  las instalaciones.