Lectores y bibliotecarios por un día en Posada y Lugo

Ser bibliotecaria por un día y conocer cómo se trabaja en una biblioteca pública en Llanera. Es lo que hizo ayer Inés Rodríguez, que tiene13 años y estudia 2º de ESO en el Instituto de Educación Secundaria (IES) de Posada. “Me interesaba saber cómo funcionaba una biblioteca y cómo se hacía el trabajo del personal que trabaja en ella”, comentó la estudiante que se mostró muy nerviosa ante el reto.

Una de las bibliotecarias de Posada, Marta Rodríguez, fue la encargada de explicarle en qué consiste su trabajo y cuáles son las tareas que realiza cada día en la biblioteca de la capital del concejo.

Rodríguez animó desde el primer momento a la joven Inés porque “es un trabajo que resulta fácil”. Primero le explicó qué hacer cuando un lector de la biblioteca hace la devolución de los libros que retiró días o semanas antes y también destacó lo importante que es llevar el control de los usuarios que entran cada día. “Hay que registrar si los que vienen son adultos o niños y por supuesto atender a sus demandas”, le contó la bibliotecaria.

La joven estudiante enseguida se mostró interesada en realizar alguna de las tareas que realiza Marta Rodríguez en la biblioteca como registrar cada una de las devoluciones que los usuarios realizaron en la tarde ayer.

A Inés Rodríguez le gustó trabajar rodeada de tantos libros y es que cada vez le gusta más la lectura y disfruta de un buen texto. “En las vacaciones de Semana Santa empecé a leer “El diario de Ana Frank y me está gustando mucho”, comentó la joven que confiesa que es “una usuaria habitual de la biblioteca pública de Posada”. “Ahora vengo más que antes porque me gusta mucho más leer”, afirmó Inés.

La estudiante reconoce no saber “qué quiero ser de mayor, pero realmente nunca pensé en la posibilidad de ser bibliotecaria”. 

La madre de Inés, Mari Paz Elvira la acompañó ayer a la biblioteca para participar en la actividad de ser bibliotecaria por un día. “Estuvimos un día viendo libros y Marta le comentó la propuesta y se entusiasmó bastante”, comentó la madre de Inés que le dijo que participar en esta iniciativa “le hacia ilusión por conocer el funcionamiento de una biblioteca por dentro”.

En la biblioteca pública de Posada, además de Inés Rodríguez, estuvo también el estudiante Gregorio Santos y en la biblioteca de Lugo participaron en la iniciativa los jóvenes Candela Pérez-Lozana y Lucía Weffer. La actividad "Bibliotecarios por un día" volverá a celebrarse el viernes 21, el lunes 24 y martes 25 de abril.