Villabona luce nuevos colores junto a la estación

El arte y el color revitalizan el entorno de la estación ferroviaria de Villabona. La primera fase del mural que se está creando en el paso subterráneo, que permite a vehículos y viandantes atravesar las vías del tren acaba de finalizar y todos valoran positivamente el éxito de la iniciativa.

“Los artistas muralistas van a poder lucirse y poder desarrollarse a raíz de este juego de vagones”, explica el prestigioso artista, asentado en Llanera, Benjamín Menéndez que supervisa los trabajos. Se emplearán unos ciento sesenta litros de spray para dar forma a este mural cuya evolución no deja indiferente a los vecinos y visitantes.

El hilo conductor del proyecto es la historia de los trenes en Asturias, desde la máquina de vapor hasta la alta velocidad en una localidad en la que el tren ha tenido un peso específico muy importante . Según explica Benjamín Menéndez “los verdaderos protagonistas son los artistas que participan en este trabajo”. “Solo se les da el guión y la libertad creativa para formar esos vagones”, comenta. Son equipos de seis personas de las asociaciones de grafiteros de Oviedo, Langreo y Gijón.

El proyecto no deja de ser “un juego de trenes pintados con los trenes de mercancías que pasan y también llevan pintados graffitis”, señala Benjamín Menéndez.

La iniciativa se desarrollará en seis fases diferentes. Tres de ellas tendrán lugar en 2017. Además de la que tuvo este fin de semana, habrá trabajos a finales de junio y en septiembre. El próximo año se organizarán el resto de las tres etapas en los mismos meses que este año.

El mural, para el que se ha colocado una lona blanca, mide más de 200 metros. En esta primera etapa se han pintado más de 22 metros, además de otros 13 metros del puente. Los artistas aprovechan el punto de fuga que ofrece la curva y el desnivel de la carretera para ofrecer  mayor profundidad a la obra.

Villabona es una localidad que está despertando con fuerza a través de la asociación vecinal que demuestra tener organización e iniciativas. Benjamín Menéndez destaca que el pueblo presenta un “cambio de ritmo. Para que veas Villabona con otras tintas”.

El artista destaca que Villabona es “algo más que la fama que tiene por ser un cruce de vías, un pueblo de mineros y la mancha del centro penitenciario que está cerca”. “Queremos que la gente visite Villabona, que no la juzgue desde el tren y que vean que es un pueblo con mucha luz y con un valle precioso”, señaló el artista.

Este proyecto surge tras los actos de conmemoración del 125º aniversario de la estación de tren de Villabona. Inaugurada en 1890, la estación de tren presenta un gran valor arquitectónico, por seguir el modelo británico y ser la única en la región que cuenta con marquesina en sus cuatro fachadas. Junto a la estación se levantan “les casones”, las antiguas viviendas que la asociación de vecinos de la localidad tiene intención de solicitar su rehabilitación. El conjunto ferroviario de Villabona está considerado Bien de Interés Cultural.