Paola, trayectoria y reconocimientos con el patinaje artístico

Cuando tenía apenas ocho años fue campeona de Asturias de patinaje artístico. Competía en la categoría Benjamín y desde ese momento siguió cosechando éxitos.

Paola García Cuetos tiene 19 años y lleva once siendo campeona de Asturias en las diferentes categorías por las que ha ido pasando.

En varias ocasiones formó parte de la selección española de patinaje artístico, lo que le permitió participar en competiciones internacionales.

“En general, en los campeonatos que competí a nivel internacional me fue bastante bien excepto en Italia, en el año 2012”, comenta la joven. Un año antes, en París, logró el primer premio de la Prestige International Issy París y en 2015, en Alemania, logró la séptima posición. El pasado año también estuvo convocada pero una lesión le impidió participar a nivel internacional. Aun así, todo han sido éxitos y reconocimientos.

Estos días Paola está entrenando duro, preparándose para el Campeonato de Asturias, que se llevará a acabo del 19 al 21 de mayo en Langreo.

Paola espera quedar en un buen lugar “porque ganar en el campeonato regional me da la opción de ir al campeonato nacional de España que es el más importante de todo el año. Y si las cosas me salen bien se me abrirán las puertas para competiciones internacionales”, señala a LLANERADIARIO.ES la deportista en Cayés donde vive.

La joven asegura que más importante que la preparación física es el entrenamiento mental. “Físicamente la forma de prepararme es entrenar bastante. Ahora lo hago de lunes a viernes dos horas por día, pero lo más complicado es  preparar la mente”, comenta la joven quien añade que cuando tiene cerca una competición importante “me aparecen los miedos: miedo a caerme, a no hacerlo bien, a no estar a la altura de lo que se espera de mí. Y eso me puede desestabilizar”.

El apoyo de los compañeros y del entrenador es muy importante, especialmente en los momentos más amargos. “El año pasado no me fue muy bien, me cansé y me planteé abandonar. Pero el entrenador me contuvo y se lo agradezco mucho. Ahora estoy en un muy buen momento, me siento muy cómoda y me apetece seguir adelante”, explica.

Desde muy pequeña Paola supo que quería patinar. La inquietud se le despertó cuando tenía apenas cinco años. En el colegio donde estudiaba, el “San José de Calasanz”, de Poasda de Llanera se ofertó el patinaje artístico como una actividad extraescolar, pero al final no hubo gente suficiente para armar el grupo. Pero la niña seguía con la idea de patinar así que su familia se puso en contacto con el Club Patín Ovetus, donde entrena desde entonces.

La disciplina es lo que permite a Paola compaginar los entrenamientos con sus estudios y el deporte también ocupa un lugar fundamental en su formación académica. “Estoy haciendo una Grado medio de Deportes y espero seguir con el Grado superior. Mi futuro profesional lo veo vinculado al deporte”, asegura la joven a la que le gustaría “ser entrenadora y llegar a fundar un club de patinaje”. Por su trayectoria y éxitos, todo será cuestión de tiempo.