Llanera diario. Periódico digital de llanera

El concejal de Bienestar Social de Llanera apuesta por la eliminación de las barreras arquitectónicas

“Los edificios públicos en el siglo XXI deben dejar tener barreras arquitectónicas”. Lo dijo ayer Gonzalo Bengoa, concejal de Bienestar Social, Igualdad y Cooperación de Llanera durante la presentación de la Semana de la Diversidad Funcional que organiza la asociación “Llanera sin Barreras”. La actividad de ayer incluyó un teatro de sombras en el que se criticaron las trabas e inconvenientes que deben padecer las personas con movilidad reducida con las barreras arquitectónicas de edificios públicos como la Casa Consistorial. “Hace años que debería haber un proyecto para que no existan problemas para acceder a la planta superior del Ayuntamiento, donde están despachos como el de la Alcaldía o en Salón de Plenos porque ahora sólo hay escaleras”, defendió Bengoa quien apostó porque estas obras sean una realidad “más pronto que tarde”.

El edil destacó que al poco de acceder al cargo de concejal se reunió con la directiva de “Llanera sin Barreras” que le planteó la posibilidad de firmar un convenio de colaboración con la concejalía de Bienestar Social de Llanera. “La posibilidad del convenio se está estudiando porque entiendo que la asociación y la concejalía deben ir de la mano. Bienestar Social debe apoyar iniciativas como éstas”, afirmó el concejal de Izquierda Unida.

En el marco de la Semana de la DIversidad Funcional, mañana, 1 de diciembre, en el  Centro Social de Posada, será  la entrega de premios del 1º Concurso de fotografía organizado por Llanera sin Barreras. El 3 de diciembre, Día de la accesibilidad, se llevará a cabo una salida en silla de ruedas por Posada con un grupo de estudiantes  del I.E.S. de Llanera, con el objetivo de que los jóvenes “vean las dificultades con las que se encuentran las personas con discapacidad”. La actividad acabará con un baile en silla de ruedas en el parque Cuno Corquera. El 5 de diciembre, el espectáculo de teatro de sombras llegará al colegio público de San Cucao. 

 

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión