Llanera diario. Periódico digital de llanera

El mercado artesano de San Cucao convence a los visitantes de todas las edades

El Mercado artesano de San Cucao, en su primera edición, tuvo una buena acogida entre los vecinos, a pesar del mal tiempo. La lluvia obligó a ubicar los puestos en la pista cubierta del Colegio y no en el patio como estaba previsto.

Veintidós artesanas de la Asociación DÁky de Gijón se dieron cita en Llanera para exponer y vender sus trabajos. La Asociación Cultural Voces y bocetos y la artesana Rocío Vázquez, responsable de “4cosuques”, fueron los representantes locales.

Con la organización de este mercado la Asociación de vecinos de San Cucufate busca “dinamizar la parroquia, poner en valor a San Cucao y movilizar a la gente”, destaca el secretario del colectivo José María Martínez.

Artesanías reutilizando libros antiguos, bisutería, complementos, ropa y dulces son algunos de  los productos que se pueden ven en el mercado de San Cucao.

Rocío Vázquez, de “4 cosuques” realiza a mano  bisutería y complementos. En su puesto se puede encontrar regalos para el Día de madre y muestras de los tocados o cinturones personalizados que elabora por encargo para bodas, comuniones u otro tipo de celebraciones.   

Luisa Lobo, vecina de Oviedo, crea artesanía a partir de la “reutilización de libros antiguos que se mojaron, están deteriorados por la humedad,  les faltan páginas o tiene algunas parte en mal estado”, destaca. Los libros los recoge en Cogersa y con ellos crea esculturas, pendientes o pulseras con papel, pegamento y mucha paciencia.

Pilar y Agustina de “Detalles con estilo” aseguran que tuvieron “buenas ventas teniendo en cuenta que por el mal tiempo no vino la cantidad de gente que esperábamos”. Estas artesanas de Gijón hacen bisutería y complementos con cristales y piedras naturales a “precios muy económicos”.

Pilar Sánchez, del colectivo gijonés D'Aky asegura que “teníamos ganas de hacer un mercadillo en San Cucao y nos pusimos en contacto con la Asociación de vecinos. Ellos querían hacer actividades diferentes y nos decidimos para hacer este mercado artesanal”.

En la primera jornada del evento los niños tuvieron un especial protagonismo. Cuentacuentos sobre la historia de la parroquia, juegos y un taller de pintacaras no dejaron indiferentes a los niños que visitaron el mercado. Los talleres de piedras pintadas y grabado desarrollados en la mañana tuvo también muy buena acogida de participantes. La actividad continúa durante la jornada de hoy, domingo 29 de abril, de once de la mañana a nueve de la noche.

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión