Llanera diario. Periódico digital de llanera

Exconxuraos, 'símbolo de unión de las fiestas de las parroquias y vecinos del concejo', dice Abel González

“Nada resulta más gratificante para una persona que nació, creció, tiene sus raíces, vive y disfruta de su concejo, pregonar este festejo”, expresó Abel González al inicio del pregón de los Exconxuraos que leyó la pasada noche en el recinto ferial. Y es qe ser la voz de los vecinos de Llanera “me produce un gran honor y una alegría y emoción indescriptibles”.

Abel González se une a la lista de dieciocho pregoneros de esta declarada Fiesta de Interés Turístico Regional

El pregonero repasó su biografía y centró su intervención en sus orígenes, su infancia y juventud. Y es que González es “de Llanera por los cuatro costados y más en concreto de Posada, sin albergar ningún localismo absurdo, a mi entender”.

Hizo mención a los mercados que antaño se celebraban los sábados en la plaza de Abastos y también al cine Goia, además del partido del Llanera en La Huelga que “rompían la monotonía diaria”.

Los recuerdos escolares también tuvieron cabida en el pregón pero el texto de Abel se centró, sobre todo, en las fiestas del verano del concejo. “Teníamos las romerías que se esperaban con impaciencia”, recordó el pregonero que citó cada uno de los festejos que tenían lugar, entonces, en los meses de estío, comenzando por el Corpus de Ables y terminando por el Rosario, en Cayés.

“A todas las fiestas eran invitados familiares y amigos de otras localidades a los que se decía: “vamos a comer les sopes”, en alusión al banquete familiar que consistía principalmente en los mejores pollos, todos de “caleya” y el arroz con leche requemado con el ganchu de la cocina, banquete que se tomaba a la sombra de la figal o bajo el hórrero, según el caso”, recordó Abel González.

Después hizo mención a la fiesta que pregonó, creada en 2000 “como símbolo de unión de las fiestas de las parroquias y vecinos del concejo” para rememorar los hechos que tuvieron lugar en el concejo entre 1408 y 1412, cuando los vecinos fueron excomulgados por negarse a pagar los tributos que consideraban abusivos.

También citó alguno de los versos del “Cánticu a Llanera”, himno oficial del concejo, escrito por el escritor de Ables, Cuno Corquera, ya fallecido y que interpretó y popularizó la Coral Polifónica de Llanera, de la que Abel fue presidente. El pregonero destacó que se trata de un concejo “vital, emprendedor y dinámico, con un tejido asociativo social, cultural y deportivo muy numeroso, aunque individualista, que promueve un sinfín de actividades que la hacen atractiva”.

Tras el pregón, comenzaron las actuaciones de las orquestas París de Noia y Jerusalén. Por la tarde el mercado y el campamento medieval reunieron a un importante número de visitantes, que disfrutaron del ambiente y las diversas actividades incluidas en el programa. Exhibición de tiro con arco y de vuelo de aves rapaces,  títeres para niños en el rincón infantil, música y bailes fueron algunas de las propuestas.

 

 

 

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión