Llanera diario. Periódico digital de llanera

La Ampa del colegio de Lugo acusa al consejero de Educación de no cumplir con su palabra y no dar la cara

“Hagan la obra que tenían que hacer y dejen de parchear la educación pública para pasar los marrones a los próximos”. Esta frase refleja el malestar de la Asociación de madres y padres del colegio de Lugo de Llanera por las explicaciones recibidas en las últimas horas por parte de la Consejería de la Educación acerca del retraso en las obras necesarias en el polideportivo del centro.

La Consejería rechazó la invitación que la Ampa hizo al consejero a participar en las reunión que se realizará el próximo lunes 5 de noviembre para hablar sobre el tema porque “ la dirección del colegio dispone de toda la información sobre la situación de la contratación de las obras de reparación, arreglo de aseos y vestuarios del gimnasio del colegio”.

En la contestación al escrito del gobierno regional, la Ampa manifiesta “el malestar por el trato recibido por parte de esta Consejería”.

Consideran que las obras deberían haber comenzado hace un mes y no aceptan la explicación de Consejería de que el retraso “se debe a las dificultades en la tramitación de la propuesta de contratación derivadas de todos los cambios generados por la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del Sector público, pues estamos convencidos que una vez más se han priorizado otras o sin más no han cumplido su palabra porque no han querido”, destacan.

Desde consejería informan que “en el proyecto de los presupuestos del Principado de Asturias para 2019 se recogerá de manera expresa la cantidad correspondiente para ejecutar esta obra dentro de la señalada estimación del primer semestre del año”, pero las familias “no creemos en la palabra del señor Consejero” porque “eso mismo nos dijeron en febrero”, dicen.

El Principado informa asimismo que “se están analizando qué actuaciones básicas de mejora de las instalaciones se pueden adoptar de manera inmediata” para trata de mejorarlas hasta que se acometan las obras. Estas posibles actuaciones son consideradas como “parches” por la ampa, que añade que “nos duele enormemente que jueguen así con el dinero público.  Hagan la obra que tenían que hacer y dejen de parchear la educación pública para pasar los marrones a los próximos”.

El colectivo de madres y padres consideran que el estado del polideportivo es “fruto de las dejadez durante muchos años” y acusan al PSOE y al PP de acordarse de la educación pública “en campaña electoral”. Aseguran que las familias “juntas conseguiremos que toda España vea la “mierda” de instalaciones en las que permiten que los críos hagan educación física, y se las caiga la cara de vergüenza de tener unos cargos para los que nos están capacitados”.

 

 

 

 

 

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión