Llanera diario. Periódico digital de llanera

La comida popular y el desfile de Exconxuraos cierran tres días de fiestas

Uno de los actos centrales de la última jornada de la popular fiesta de este fin de semana fue el Desfile de los Exconxuraos. Representan un hecho histórico ocurrido en 1412, cuando una representación de los vecinos, hidalgos y Corporación caminaron en procesión hasta Oviedo en busca del perdón para eximirles de la Excomunión. Entonces debieron elegir “treinta hombres buenos, veinte hidalgos y diez pecheros, para que fuesen un día de fiesta a la Iglesia de San Salvador de Oviedo”. Debían ir en procesión descalzos, en sacos o en jubones sin ninguna otra cobertura, con cuerdas ceñidas y candelas en las manos.

Ahora, en la fiesta, la representación corre a cargo del alcalde de Llanera y algunos de los concejales del Ayuntamiento, además del pregonero de este año, Abel González y pregoneros de ediciones anteriores. La banda de gaitas “Fonte Fuécara” y la Asociación Cultural “La Madreña”, encabezaron el desfile y después tuvo lugar la misa campestre, que fue cantada por la Coral Polifónica de Llanera.

Durante la jornada del domingo grupos de familiares y amigos se encuentran en el recinto para disfrutar de una comida campestre. Hay quien madruga para reservar la mesa para el grupo, como cada año hace Paco Fernández , vecino de Ables, que por la mañana se acerca al recinto para elegir la mejor ubicación. Cuando se aproxima la hora de la comida comienzan a llegar centenares de personas para compartir empanadas, tortillas y los típicos bollos preñados. Vecinos de todas las edades disfrutan del buen ambiente que se crea en el recinto.

La Asociación Amigos de Posada fue galardonada, por segunda vez,  con el premio del “Concurso de decoración de las barracas medievales”. El Pregonero de esta edición de los Exconxuraos fue el encargado de hacer entrega del premio a Alejandro López en representación del colectivo ganador. Un jurado popular integrado por cinco personas fue el encargado de seleccionar la barraca mejor decorada acorde al siglo XV, vestuario, decoración y creatividad.

Por la tarde, y a pesar de la lluvia, los aficionados al fútbol pudieron ver el partido entre España y Rusia en una pantalla gigante. Y una vez acabado el encuentro deportivo se celebró, como cada año, un torneo medieval que acaparó la atención de cientos de personas que aplaudieron y alentaron a los caballeros que ofrecieron el espectáculo.

Responsable de la organización de la fiesta calculan que entre el viernes y el sábado entre 30 y 35.000 visitantes parasron por el recinto ferial de Llanera. 

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión