Llanera diario. Periódico digital de llanera

Llanera expone en sus bibliotecas "pandorgas" que ayudan a conocer las costumbres del concejo

Las Bibliotecas Municipales de Llanera tendrán una  exposición permanente de una serie de populares pandorgas compuestas hace más de 60 años por el  vecino del concejo, don Ramón de Mingón, conocido también como “el Mancu Ablanera”.  Los documentos han sido donados al Ayuntamiento por el sobrino-nieto de Mingón, Agustín Díaz, para que vecinos y curiosos puedan disfrutar de ellos.

“Las pandorgas eran una costumbre social que se tocaba con cencerros, objetos metálicos, cuernos, bígaros, sartenes, potas,... todo lo que hiciese ruido, cuando los dos contrayentes en un matrimonio, o uno de ellos, era viudo o cuando casaban a un viejo y una moza”. La pandorga duraba un mínimo de 9 días y un máximo de 15.

Unos días antes de la boda, se reunían mayores y jóvenes, y comenzaban a aturullar con los objetos antes reseñados. Durante la cencerrada, se cantaban poemas que narraban con sorna, guasa y picardía las vicisitudes amorosas de los novios. Estos versos o poemas, llamados testamentos de las pandorgas, son los que componía Ramón de Mingón.

El alcalde de Llanera, Gerardo Sanz, y la concejala de cultura, Eva María Pérez, recibieron las pandorgas de manos de Agustín Díaz, destacando “el valor de unos escritos que son historia del concejo, ya que Ramón de Mingón también componía otros versos, al margen de los amorosos, con referencias continuas a personas y pueblo de Llanera y de Las Regueras”.

El alcalde y la concejala de cultura hicieron entrega a Agustín Díaz, de una placa conmemorativa, en agradecimiento a esta donación.

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión