Llanera diario. Periódico digital de llanera

Los pequeños de Lugo aprenden y disfrutan de la poesía

“Los libros me gustan más o menos, pero lo que más me gusta es que me los lean”. Lo cuenta la pequeña Leire Suárez,  de 5 años y escolarizada en el último curso de Infantil del colegio Público de Lugo de Llanera. La alumna asistió ayer junto a sus compañeros de aula a una actuación de cuentacuentos que ofreció el actor Carlos Alba, “Cellero” en el centro educativo con motivo del Día del Libro. Forma parte de las actividades que organiza el Ayuntamiento de Llanera para esta celebración hasta final de mes.

Leire estuvo muy atenta a toda la interpretación que hizo el actor y cuentacuentos. “Me gustó mucho. La verdad es que estuvo todo muy guay”, confesó la pequeña después de los aplausos que le ofrecieron a Carlos Alba. Algo parecido opinó Yara Román, también de 5 años, aunque del segundo curso de Infantil. “Nos contó varios cuentos y el que más me gustó fue ·Chivos chivotes”, aseguró la pequeña quien añadió que le gustan “mucho los cuentos y mis favoritos son los de princesas”.

Tamara Díaz, 5 años coincide en los gustos de Yara y también dijo que el cuento favorito de entre todos los que narró Carlos Alba fue el de “Chivos Chivones”. “Me divirtió y fue el cuento que más me gustó”, señaló la pequeña. Alba Longel, de 4 años, tenía muy claro por qué la clase de ayer fue distinta a la de otros días. “La actuación fue por el Día del Libro”, explicó la pequeña quien escuchó, como el resto, varios poemas de Gloria Fuertes, la poeta a la que se le dedica este año la citada conmemoración. “Gloria Fuertes era una señora que escribía muy bien”, sentenció la pequeña sin dudarlo ni un momento.

El alumnado de Infantil del colegio público de Lugo disfrutó de una sesión didáctica y divertida a cargo de Carlos Alba al igual que lo vivieron el lunes los escolares de los colegios de San Cucao y “San José de Calasanz”, de Posada.

Alba presentó "La caja mágica", una sesión de narración oral con cuentos, retahílas, títeres, versos y canciones, destinada especialmente a los niños y niñas de entre 3 y 6 años, que disfrutaron de su actuación.  

Los títeres que utilizó Alba eran de dedo, de guante y de varilla. Al actor y cuentacuentos le gusta jugar con el lenguaje, ampliarles de forma lúdica el vocabulario y que los pequeños disfruten con el ritmo. El actor también canta en su actuación acompañado por la música de una guitarra barroca, más pequeña que la actual. En Lugo también interpretó cancioncillas como "Los cuatro muleros", "Mambrú" y "La tarara". Esta última fue cantada también por los pequeños junto al actor.

Cultura

Deportes

Comunidad educativa

Opinión