Concentración en el Parque Ovidio Libardón por la 'inseguridad' en Lugo

Hubo vecinos en Lugo de Llanera que quisieron concentrarse ayer para denunciar lo que consideran inseguridad en la localidad. A pesar de que la protesta anunciada para las seis de la tarde fue suspendida dos horas antes después de que se borrara su convocatoria en la red social donde había sido publicada hubo quien se animó a concentrarse.

Unas decenas de vecinos se reunieron en el parque Ovidio Libardón de Lugo de Llanera para denunciar lo que algunos definieron como episodios de violencia para los que exigieron medidas.

Las redes sociales ardieron desde el pasado domingo cuando se comenzó a difundir la presunta agresión a una menor de 13 años sucedida el día anterior en su propia casa por parte de otros menores. Desde entonces la sucesión de mensajes de denuncia fue continua y fue cuando desde las redes sociales se convocó la protesta, que primero fue manifestación aunque después tuvieron que modificarle el término porque no contaba con el permiso de la Delegación del Gobierno en Asturias.  

La asociación de vecinos “Cafamilu” de Lugo de Llanera no apoyó la protesta por considerar que “pretender pasar por delante de la casa de los presuntos agresores es una provocación y no parece que sea la mejor manera de solucionar el problema”, según declaró a LLANERADIARIO.ES el presidente del colectivo vecinal, Ángel Fernández –Peña.

El dirigente de Cafamilu vio prematuro hacer la protesta y afirmó que era necesario “analizar la situación con la mente fría”.

Finalmente, la convocatoria de la protesta fue cancelada  y sobre las cuatro y media de la tarde, en el muro del perfil que había convocado la protesta se publicó: "Comunicamos a los vecinos que la protesta se ha suspendido porque no estaba legalmente autorizada. Si alguien se presenta a las 18'00h en la Plaza de La Iglesia para protestar y sufre algún daño la responsabilidad caerá sobre el manifestante.

Lo sentimos ya informaremos de lo sucedido más adelante. Y gracias por todo el apoyo".

A partir de esa hora, fue cuando varias decenas de vecinos decidieron concentrarse en el parque Ovidio Libardón para denunciar la situación de inseguridad que, según consideran, existe en la localidad y exigir medidas para evitarla.